El otro día os hablaba en este post del Diablito del Portixol, ideal para un día soleado por su terraza frente al mar.

Hoy os quiero hablar del Diablito del Porto Pí con ventajas aún mayores. No sólo cuenta con terraza y unas vistas increíbles, sino también con una zona exclusiva para familias. Es el restaurante perfecto para ir con niños, tiene atractivo fuera y dentro del local.

el diablito porto pi2

Cuando entras al restaurante puedes optar por sentarte en la zona común, o en la zona de niños. Habitualmente y lógicamente la zona común la eligen familias con niños más “domesticados”, lo que vienen siendo niños más mayores. El resto vamos directos a la jauría; bueno, no quiero sonar dramática, porque la verdad es que todavía no he ido ninguna vez que haya deseado escapar de ahí. El área recreativa mantiene a los niños bastante ocupados y entretenidos durante la espera de la comida, y por supuestísimo tienen menú para niños.

¡Queremos más restaurantes así! Enhorabuena Diablito por pensar en los más peques.

el diablito porto pi