El post de hoy es especial, poco o nada tiene que ver con el contenido principal de Mallorkids, pero quiero hablaros sobre una intolerancia que le detectaron a Lía hace unos meses. Y lo quiero hacer por tres motivos.

El primero es porque es una intolerancia bastante desconocida pero que puede estar sufriendo muchísima gente sin saberlo. No es grave, ni alarmante, siempre y cuando los síntomas no lo sean, porque como sabéis, en toda intolerancia hay grados. Y lo mejor, es que con una dieta adecuada y unos suplementos, puede llegar a mejorar mucho.

El segundo motivo es personal, necesito contar a los 4 vientos lo orgullosa y admirada que estoy de mi pequeña, de su voluntad, su entereza y su madurez frente a una intolerancia que ha trastocado toda su alimentación. Una intolerancia que agrupa varias intolerancias: al gluten, al huevo, a los frutos secos, a la leche de vaca, a la soja, y a otros muchos alimentos, aunque no es una intolerancia a dichos alimentos, sino a un componente común de todos ellos.

Siempre decimos que los niños nos dan grandes lecciones porque aceptan ciertas situaciones con una normalidad que los adultos somos incapaces. Aun hoy es el día que estoy esperando escuchar la primera queja de Lía por no poder comer nada en un cumpleaños, no poder elegir en un restaurante, no poder ir a dormir a casa de un amiguito, o simplemente porque no puede desayunar nada de lo que lleva desayunando desde que es pequeñita.

Ni siquiera tengo que estar pendiente de ella porque es consciente de lo que puede y no puede comer, incluso en los campus ha tenido que rechazar postres jugosos que los monitores le ofrecían por descuido.

Su generosidad es tan grande, que aunque en casa hemos dejado de comprar y consumir cosas para no hacérselo más difícil, ella es la que nos lo está poniendo fácil a nosotros “mamá, vosotros cenar pizza que yo ya me comeré una ensalada sin tomate”. Mi pequeña campeona. Mi niña bonita.❤❤

Estamos hablando de la intolerancia a la histamina, sustancia que yo no había oído hasta el día que se lo diagnosticaron. Esta intolerancia se produce por un Déficit de DAO, es decir, la enzima que metaboliza la histamina (DAO) no está actuando correctamente en su organismo, y por tanto acumula histamina en plasma y es cuando aparecen los síntomas adversos, entre los que se puede encontrar la famosa migraña. Podéis leer más sobre el tema aquí.

La pregunta más frecuente que me ha hecho la gente es cómo se la diagnosticamos. Y lo cierto es que no fue fácil. Tardamos más de un año.

Por eso, quiero contarlo, porque cuando Lía nació, conseguimos dar con su intolerancia a la proteína de vaca en muy poco tiempo y fue gracias a que una amiga había compartido conmigo el caso de su hijo, solo que a ella le llevo muchísimo tiempo. Conocer otros casos ayuda a detectar o desestimar si podría ser tu caso.

Los síntomas de Lía eran muy comunes, y los primeros especialistas a los que acudí le restaron importancia. Sus síntomas eran dolor de tripa, diarreas habituales, dolor de cabeza y eczemas con picor.

Leyendo estos síntomas podéis imaginaros los diagnosticos que me daban:

  • Dolor de tripa y diarreas = un virus estomacal, algo que le ha sentado mal, etc…
  • Dolor de cabeza = le ha dado mucho sol,
  • y por último, eczemas = piel atópica.

¿Os suena no?

Pero yo estaba segura que algo en el organismo de mi niña no funcionaba bien, y mi cuñada, de la que os he hablado aquí, más convencida estaba. Y es que una vez más, vemos que la alimentación es la principal causante de muchas dolencias, incluso aquellas que no recaen en el aparato digestivo.

La intolerancia se detecta con un sencillo análisis de sangre, que aunque no cubren la mayoría de seguros, no es de los que te sangran, cuesta 65€. Lía dio positivo en nivel medio-alto.

A partir de ese día comenzamos a adoptar una dieta baja en histamina. Éstos son algunos de los alimentos que no puede tomar: trigo, pescado azul, cerdo y embutidos, marisco, huevos, frutos secos, garbanzos, algunas hortalizas (tomate, espinacas, berenjenas,…), algunas frutas (plátano, naranja, fresas, ….) lácteos de vaca, azúcar, cacao, especias, conservas, soja y derivados … el listado es muy amplio. Podéis verlo aquí.

Muchas mamis me dicen que ellas no sabrían ni por dónde empezar. Y sí, a mí también me costó, pero gracias a dios, en este campo (el único) tengo recursos y creatividad. Y éste es el tercer motivo por los que os escribo hoy.

Hoy os traigo una muy buena alternativa para aquellos peques que no les guste mucho comer brocoli. Aunque incluso se pueden usar otras verduras. De hecho la segunda tanda de quesadillas las he hecho con calabacín. Además estoy encantada porque hemos dado con un queso vegano más rico que el que teníamos para Lía, y además funde de maravilla. Por supuesto mi princesa me ha pedido que repita esta cena muchas veces. Y como no, la ensaladita de mi huertecito… qué gusto comer lechuga crujiente!! 👉Quesadillas de queso y brocoli👈 • tortillas integrales para Alex, y de espelta y chía de @solnatural para Lia • queso mozarella (Alex), queso vegano @violife_foods (Lia) • brocoli cocido (en este caso hacerlo un pelin mas de la cuenta para poder machacar. • gomasio (opcional) #saludable #recetassaludable #recetasveganas #histamineintolerant #healthykids #healthyfood #noesdieta #recetasparapeques

A post shared by Kids & HealthyFood (@kids_and_healthy_food) on

Como sabréis, tengo una cuenta de Instagram sobre comida saludable @Kids & Healthy Food. En ella cuelgo las cenas de mis pequeños para dar ideas de cenas, desayunos o meriendas ricas sabrosas y saludables. Y ahora también recetas bajas en histamina.

A raíz de esta intolerancia decidí visitar una nutricionista, porque aunque pese a todas las restricciones, yo tuviera recursos culinarios para ofrecerle variedad, me preocupaba la cantidad de alimentos con nutrientes básicos que le estábamos eliminando. Al ver la dieta que le estaba dando a Lía (hago un diario con todo lo que come), me planteó escribir un libro porque tenía mamas muy perdidas.

No voy a llegar tan lejos, no me veo capaz. Pero desde hace tiempo estoy pensando si crear un nuevo blog. No sé si llegaré a hacerlo, es mucho trabajo, y Instagram ya me cubre esa necesidad de compartir mis recursos culinarios. Pero sé que mucha gente no tiene Instagram. Por eso os pregunto… ¿os interesaría? Repito, no sé si lo haré, pero vuestro feedback me puede ayudar a planteármelo seriamente o no.

Muchas gracias a todos los que habeis llegado al final de este post.

A estas horas 11.30pm publico la cena hoy! Pero he tenido a cenar una invitada de honor en casa y recién termino de ducharme. La ensalada de hoy no tendría mucho secreto sino fuera porque he dado con una fórmula diferente de pesto que Lia puede tomar!!!!! En lugar de frutos secos, he puesto tahine…. riquisimo y cumple la funcion!! 👉Ensalada de lentejas con pesto de sesamo👈 • lentejas cocidas • calabacin crudo • pepino • tomate (no para Lia) • aguacate (no para Lia) • alcaparras • col morada • pipas girasol • semillas de lino • pesto de tahine (albahaca, tahine, AOVE, parmesano) . #ensaladasmkds #ensaladasdelegumbres . #healthyfood #healthykids #deficitdedao #histamineintolerant #noesdieta #recetasveganas #recetasdeverano #saludable

A post shared by Kids & HealthyFood (@kids_and_healthy_food) on