(Tras haber terminado de escribir este post, acabo de darme cuenta que ¡he superado las 1700 palabras! Espero no aburriros y que os resulte lo suficientemente interesante como para llegar al final).

Tras unas vacaciones de Semana Santa inmersas en el mundo del piragüismo, no puedo evitar contaros un poco acerca de este deporte minoritario con el que me casé hace ya 6 años.

Sí, me casé con un deporte, porque cuando te casas con un piragüista, te casas con su deporte. Supongo que lo mismo ocurrirá con otros deportes, pero éste es el deporte con el que convivo sin ser piragüista.mk1

Mis planes para Semana Santa eran otros, os lo aseguro, aunque sin Toni, ya que él tenía que trabajar. Tenía la opción de irme con un grupo de amigos 5 días a Menorca, pero mi pierna no está del todo recuperada como para irme yo sola con los enanos, por lo que finalmente opté por hacer la maleta e irnos a Alcudia con Toni a hacer de guiri durante todas las Pascuas, por lo menos estaríamos con él mientras trabajaba.

Nos hemos alojado donde se alojaban todos los deportistas, en los apartamentos Belleveu, los de toda la vida vamos, recuerdo alojarme en ellos con mis padres cuando tan solo tenía 7 añitos. Y aunque son básicos y su estado no es impecable, no me puedo quejar por la comodidad, hemos estado muy cómodos en un apartamentito para 4 con cocina, y es que por 40 euros al día, no se puede pedir mucho. Y tengo que decir que es un resort totalmente recomendable para familias, tienen karts, varios parques infantiles, alquileres de bicis familiares, pistas de tenis, piscinas varias y actividades para niños.

Alcudia es donde Toni, junto con otro entrenador, entrenan a los deportistas del Centro de Tecnificación de Baleares. Y donde, en vacaciones, aprovechan para hacer concentraciones, lo que en lenguaje llano, darle caña.

mk22

ADMIRO profundamente a estos deportistas que dedican su infancia al deporte, y concretamente a éste deporte. Ya son dos las generaciones que he conocido que pasan por las manos de Toni, y todos sin excepción, se merecen la mayor de las admiraciones. En este caso sí tengo que decir que hay otros deportes que serán muy duros, pero os aseguro que en invierno, con frío, de noche y en el mar, la dedicación a éste deporte no es nada fácil, porque sólo se cancelan los entrenos en el agua cuando hay un gran temporal o mucho viento. Pero ni la lluvia ni el frío son motivos suficientes como para cancelar el entreno.

Ser deportista del CTB es una decisión muy difícil que deben tomar tanto los niños como sus padres, porque su estilo de vida cambia radicalmente. Pasan de entrenar 4 ó 5 sesiones por semana a 9 sesiones por semana, dejan su colegio y sus amigos para asistir al colegio exclusivo para deportistas, o incluso cambian de residencia con 14 añitos (aquellos que viven fuera de Palma), o muchos hasta cambian de isla (es el caso de menorquines o ibicencos), y se alojan en una residencia para deportistas. Muchos padres tienen miedo que el nivel de estudios de sus hijos se sienta afectado por ir a colegio que no consideran “tan bueno” como el que habían elegido. Pero debo deciros que deportistas de la anterior generación de piragüistas de Toni están ahora estudiando Ingeniería Naval o Medicina.

Son niños cuyo nivel de madurez muchas veces supera con creces a muchos adultos, la responsabilidad que tienen a sus espaldas, la disciplina que adquieren, el coraje y afán de superación y su esfuerzo diario consiguen llevarse toda mi admiración. Toni siempre me comenta lo “sano” que es este deporte a diferencia de muchos otros. Son niños que desde los 14 años (o incluso antes) deben responsabilizarse y ser conscientes de la importancia de su alimentación, de cuidar y preparar su material de entreno, de ser suficientemente independientes como para poder viajar a los 14 añitos sin sus padres. A mí me han sorprendido muchísimo durante estos días ver cómo, teniendo un buffet libre a su entera disposición, en cada comida o cada cena todos ellos preguntaban “Toni, ¿hoy que podemos comer?”, y es que la Federación tiene concertado el restaurante de un hotel de Alcudia donde los niños comen a diario cuando hay clases, y en pensión completa cuando hay concentraciones, como ha sido el caso de esta Semana Santa.

El horario de estos niños en época escolar es de 8 a 10:45 en el colegio, luego suben a Alcudia a entrenar, comen en el hotel, bajan a Palma para asistir a clase de 15 a 17h y luego vuelven a subir a Alcudia para finalizar el entreno del día hasta las 19:30 de la tarde. Por supuesto luego llegan a casa sobre las 20.30 y tienen que cumplir con sus deberes escolares y familiares. ¿No me diréis que no es de admirar? ¿Verdad que se conocía el esfuerzo de las deportistas de gimnasia rítmica, o el esfuerzo de los ciclistas? pero poco se sabe del trabajo diario de los piragüistas. Pues es igual de duro o a veces más. Y como todos los deportistas, son niños que conocen de lejos la palabra vacaciones, porque mientras otros niños disfrutan de fines de semana de dos días, puentes, Semana Santa, verano o Navidades, estos niños las aprovechan para dar lo máximo de ellos. Y sé que soy egoísta, y que me he quejado mil veces por quedarme sin fines de semana o sin vacaciones porque Toni tenía entreno, pero me llevo lo malo del deporte sin ser parte de él!

Un piragüista cuando llega a nivel de competición puede optar, si es seleccionado, por ser deportista del Centro de Tecnificación Balear (CTB) o por seguir entrenando en su club. Para que os hagáis una idea, viene a ser como en el futbol, donde todos los deportistas pertenecen a un club, pero luego existe la federación española, aunque en este caso sería la federación balear.

mk30

No sé si sabéis que el nivel del piragüismo balear está mundialmente muy reconocido. El tenis, el futbol, el baloncesto o incluso la natación sincronizada son deportes mediáticos donde el éxito de un deportista es alabado y reconocido en los medios de prensa. Lamentablemente, no ocurre lo mismo con el piragüismo (y repito que habrá otros deportes en la misma situación, pero hoy hablo de éste). Evidentemente los medios los mencionan, pero a veces sólo de pasada.

En los últimos 2 años, las medallas que está acumulando el piragüismo balear a nivel mundial no son pocas, incluso hemos tenido representación en los Juegos Olímpicos, ¿lo sabíais? (aquí hago un stop que necesito la ayuda de mi Toni… ya estoy de vuelta):

  • Alicia Heredia resultó bronce en K2 y K4 en campeonato del mundo, 7ª en el campeonato del mundo 500m –K1 junior y 6ª en el de Europa 500m-K1.
  • Sete Benavides, subcampeón del mundo en 200m -C1, y 4º en los Juegos Olímpicos de Londres.
  • Marcus Cooper, campeón de Europa en 1000M -K1. (*)

Y no voy a listar todas las medallas ni a mencionar los logros a nivel nacional de nuestros deportistas, porque no terminaría nunca. Pero quería mencionar los logros internacionales, porque salvo quienes están metidos en este mundo, seguramente no conocíais que el piragüismo balear está tan bien posicionado.

Y os preguntareis ¿y por qué nos habla Patri de esto? Pues os lo cuento porque seguramente muchos estáis ya pensando donde apuntar a vuestros hijos este verano. Y muchas veces, por desconocimiento no barajamos opciones muy recomendables. El piragüismo, como muchos otros deportes, ofrece escuela de verano a niños a partir de 5 años, ¡tranquilos! nada tiene que ver con el ritmo de trabajo arriba mencionado 😛 pero sí es cierto que el piragüismo es un deporte que atrae a los más pequeñitos, a mí todavía me cuesta entenderlo, pero repito las palabras que he oído decir más de una vez a Toni: el piragüismo es un deporte donde los niños pequeños se sienten independientes y responsables de lo que hacen, porque sólo depende de ellos hacía donde se dirija la piragua.

Yo ya os he comentado en alguna ocasión que el piragüismo no me atrae, lo he probado ¡qué remedio!, y puedo decir que no es mi deporte. Yo soy más de deportes con ritmo cardiovascular alto, lo que viene siendo aerobic o step (ahora ya no tanto, pero hubo una época en la universidad que estuve pensando en sacarme el título oficial), spinning o correr (vamos, deportes con gran impacto para mi rodilla 😦). Pero desde que estoy con Toni sólo me he dedicado a correr porque no es fan de los otros deportes que yo practicaba por motivos que deportivamente no entiendo mucho, pero oye, fe ciega en mi maridito que de esto sabe un poquillo.

El piragüismo no sólo no me atrae como deporte de práctica sino tampoco como espectadora, ¡que aburrimiento!, pero me huele que voy a tener que empezar a acostumbrarme porque raro es el hijo de piragüista que no lo practique, y es que como os he dicho al principio, el piragüismo es no solo un deporte sino también un estilo de vida, o por lo menos para Toni. Su pasión se ha convertido en su trabajo, todos sus amigos son piragüistas (sí, todos), sus conversaciones en el móvil, por el whatsap, por mail, son sobre el piragüismo, sus favoritos en el navegador son de piragüismo… y aunque el tenis está intentando ganarse un hueco en su vida desde hace un par de años, no lo está teniendo nada fácil. En nuestra boda ¡el 50% de los invitados eran piragüistas!

Lía y Alex estas vacaciones de Pascua lo han vivido más cerca que nunca. Y como no podía ser de otra manera… ¡han montado en piragüa! Y no es su primera vez…. Han sido 4 días intensos donde no han parado.

Los deportistas entrenaban por la mañana y por la tarde, y mientras tanto Lía y Alex iban en bici, jugaban a la pelota o incluso se montaban en la barquita de papi para controlar el entreno. En ratos de descanso íbamos a la playa aprovechando EL SUPER BUEN TIEMPO QUE POR FIN HA HECHO EN SEMANA SANTA TRAS MUCHOS AÑOS DE INTENTO FALLIDO. También fuimos a un concierto del tío Jaime que daba en el Mesón Los Patos, restaurante del que os hablaré en otro post, y también hicimos una excursión de la que también os hablaré. Es decir, no hemos parado, y puedo afirmar que es la primera vez que hemos conseguido agotarles, y es que mis hijos son de pilas alcalinas, y JAMÁS se cansan. Cuántas veces después de pasar un día con amigos, recibo whatsapps de los papis diciendo que sus hijos han caído rendidos en el coche, o nada más llegar a casa se han ido directos a dormir, y yo miro a los míos y pienso “¿Dónde habremos ido nosotros que los míos están frescos como lechugas?”.

Y para finalizar con este post de hoy, que la verdad, no tenía pensado hablaros tan llanamente sobre el piragüismo ni sobre el trabajo de Toni en el blog, pero creo que bien se merece un post, os dejaré algunas fotos que he tomado durante las vacaciones y conozcáis un poquito más este deporte. Yo por mi parte intentaré que mis hijos conozcan otros deportes, para que al contrario, vean que hay más mundo fuera del piragüismo.

Ah, y si alguien está interesado en los cursos de verano de piragüismo os dejo el enlace a la escuela de federación.

Enhorabuena si habéis llegado al final de este post y muchas gracias de todo corazón, porque significa que habéis mostrado y compartido vuestro respeto por estos deportistas que cada día luchan por hacerse un hueco en este deporte de minorías.

mk20

13mk2 mk5 mk5 (2) mk15

88 99

Con un pequeño gesto como es compartir esta entrada en vuestro facebook, podemos empujar un poco más este deporte y contribuir en el reconocimiento más que merecido de nuestros piragüistas de Ses Illes.

(*) Para quienes quieran saber a qué me refiero con K1, K2, C1.. En piragüismo hay varias modalidades: canoa, kayak y kayak de mar. Las 2 primeras son modalidades en pista, es decir, aguas tranquilas, que son las que entrena Toni. K =  kayak, palistas que van sentados, y C = canoa, que son los que van de rodillas. K1 significa un solo palista en el kayac, K2 son dos palistas en un mismo kayak, K4 son 4 palistas,  y lo mismo con el C1,C2, C4… ¡Lección aprendida! ¡A mí me costó lo suyo!.

¡Feliz lunes a todos!

 

Este post participa en la fiesta de enlaces número 62 del blog Personalización de Blogs.