Hoy me añado al tren de las recomendaciones. He conocido muchísimos blogs buenísimos gracias a recomendaciones de blogueras a las que sigo. Y hoy quiero hacer lo mismo porque hay un blog que merece la pena conocer, no solo por ser mallorquina sino por su contenido.

Es Aula de Elena, el diario de una profesora que está resultando ser fuente de inspiración para cantidad de profesores y padres.

Header Aula de ElenaSu blog comenzó hace bien poquito, a finales del 2014 y en solo medio año tiene casi 5000 seguidores en su página Facebook, y más de 500.000 visitas. Para los que no sepáis valorar estas cifras, creedme si os digo que son de wow WOW! para un blog que puede considerarse joven.

En una cena de amigas, hablando de su blog, todas mencionaron uno de sus proyectos escolares que comparte en el blog y del que no me había percatado, el proyecto de las emociones. Tengo que decir que desde que lo descubrí me tiene enganchadísima. En casa estamos cada semana con una emoción diferente, y como yo no soy NADA creativa, sigo a rajatabla su manera de tratarlo en clase y a los niños les está encantando. ¡Os lo recomiendo!

Pero vayamos a conocer un poquito más a Elena!

Aula de Elena

  • ¿Cómo decides compartir tus experiencias en clase en un blog?Todo empezó en el año 2010. Hice una pequeña formación en el colegio sobre blogs educativos y no lo dudé. ¡Tenía que probarlo! Por aquel entonces yo impartía la asignatura de música. Pensé que era una forma genial de compartir con los padres aquello que hacíamos en clase, además de disponer de una plataforma que podía ayudar a mis alumnos para trabajar algunos aspectos. Impartiendo música era muy fácil grabar vídeos y compartir nuestro trabajo, además de hacer tutoriales para que los alumnos pudieran estudiar desde casa. En septiembre de 2014 empecé en un nuevo colegio, como tutora de primaria, por lo que no tenía mucho sentido continuar el anterior blog. Entonces nació “Aula de Elena”, un nuevo blog en el que comparto mis experiencias desde un prisma diferente: la tutoría.
  • Soy una persona cero creativa, cero imaginativa y conocer personas como tú que son fuentes inacabable de ideas me tiene fascinada ¿cómo lo haces?¡Jajajaja! Me hace mucha gracia esta pregunta, porque yo también he pensado siempre que soy cero creativa. La verdad es que cuando inicié el proyecto tenía en mente algunas ideas, pero apenas sin perfilar. Sobre la marcha, a medida que trabajas en algo y vas viendo resultados, tienes claro hacia dónde seguir. Investigas en aquello que está funcionando y profundizas un poco más, por lo que surgen nuevos retos. También tengo que decir que el día a día en el aula es una fuente inagotable de ideas. Me quedo con ganas de elaborar muchos posts, pero la verdad es que no tengo tiempo para todo lo que querría.
  • Tienes dos hijos, ¿Cómo compaginas un blog que actualiza tantísimo y con posts que además requieren tantísimo trabajo?¡Pues llevando mi portátil siempre conmigo! Aprovecho cualquier momento que puedo para adelantar trabajo. ¡Hasta en el coche, mientras espero a que mis hijos salgan del colegio! Comparto internet desde el móvil ¡y a escribir, editar fotos, vídeos…! De todas formas, en los últimos meses he bajado un poco el ritmo de publicación, porque al final te das cuenta de que, aunque disfrutas mucho con lo que haces, debes encontrar un equilibrio con tu vida personal, y tampoco se trata de pasarte todas las noches escribiendo. Así que he pasado de publicar casi cada día, a una media de 15 posts al mes.
  • Me contestas a una curiosidad que tengo. En el lateral del blog hay un pos-it con el horario de 1B, ¿es el blog tu manera de comunicarte con los papas de los niños? Bueno, yo siempre planteé el blog con la idea de que los padres de mis alumnos fueran los principales destinatarios. Supongo que quien más quien menos habrá exclamado alguna vez: “¡Ojalá pudiese ver por un agujerito lo que hace mi hijo en clase!”. El blog es un poco eso, un agujerito por el que ver lo que ocurre dentro del aula. Aunque veo que está teniendo muy buena acogida en el público en general, creo que da una información valiosísima a los padres de mis alumnos. ¡A mí me encantaría tenerla de mis hijos! Por tanto, sí, el blog es una manera de comunicarme con los papás de mis alumnos, de hacerles partícipes de nuestro día a día en el aula y de ayudarlos a sentirse miembros importantes en la comunidad educativa. De ahí que haya elementos en el blog que sólo vayan a resultar útiles para ellos, como el horario de clase, la agenda donde voy apuntando los deberes, actividades complementarias e informaciones varias, etc.
  • De todos los proyectos que publicas ¿cuál es tu prefe?  Bueno, pues hoy por hoy los proyectos principales de mi blog son el “Proyecto Emocionario” y el “Proyecto Cuéntame un cuento“, del que surgió el nuevo apartado “Videocuentos“. Son los proyectos que rumié durante el verano pasado y que van a estar presentes en el aula y en el blog durante todo el curso. Y sí, supongo que son mis prefes. El proyecto de emociones ha tenido una gran repercusión (la mayoría del tráfico que llega a mi blog es a este apartado), pero no puedo decir que lo prefiera por encima del de cuentos. ¡Son tan diferentes, pero a la vez, tan complementarios! A través de los cuentos también es muy sencillo ahondar en el mundo emocional. Luego, al margen de los proyectos, hay posts que han tenido visitas muy por encima de la media, como el de mindfulness para niños o el de reducir el ruido del aula con pelotas de tenis. También tuvieron buena acogida los banderines y el abecedario para decorar (¡los freebies se llevan!). Pero es difícil escoger un post preferido. Intento realizarlos todos con mucho mimo.

Un poco sobre tí

  • ¿Racional o emocional? Emocional, jeje. Aunque con el tiempo he ido desarrollando más mi lado racional e intento que las emociones no me dominen. Soy más reflexiva, analítica, paciente… ¿Estaré, por fin, encontrando el equilibrio?
  • ¿Qué querías ser de mayor? No me lo digas.. ¿profe? ¡Jajaja! ¡Pues no te creas, que no lo tenía muy claro! Se me pasó de todo por la cabeza: notario (por eso de que había oído que te pagaban mucho por poner una firma ;-), arquitecto, enfermera… ¡Me gustaba todo! De hecho, estudié ciencias puras para poder elegir en último momento cualquier profesión. Pero bueno, admito que de pequeña ponía a todos mis muñecos sobre la cama y yo les explicaba “la lección” en la pizarra de mi cuarto. Y lo mejor… ¡corregir! ¡era mi sueño! Ahora ya no me gusta tanto, ¡jajaja!
  • De pequeña en el cole te conocian por… Elenita, esa pequeñita de la clase con pecas y pelo largo recogido en una trenza. A mis amigas les encantaba peinarme, ¡y a mí que lo hicieran! También me reconocían como una buena estudiante, que además tocaba el piano, pero creo que nunca entré “oficialmente” en el grupo de las empollonas. Más bien era de media de notable. En la universidad, casualmente, ¡mis notas eran mucho mejores!
  • Y de mayor te conocen por… Me da un poco de vergüenza decirlo, pero lo he preguntado a varias personas cercanas y todas coinciden: perfeccionista. Vale, lo admito, soy un poco perfeccionista, pero… ¿tanto?
  • El primer libro que te viene a la memoria… Uno no, ¡toda la colección de Los Hollister!
  • Una mania que no puedes controlar… Pues no sé, seguro que tengo varias, pero ahora se me ocurre la de arrancarme las pielecillas de alrededor de la uña. ¡A mi marido le tiene frito!
  • No puedes evitar reir cuando… Cuando veo a mis hijos reír o hacemos payasadas en casa. Y, por supuesto, eso también me ocurre en el aula, ¡mis alumnos a veces son, como dicen coloquialmente, de tebeo!

Gracias Elena ¡Ha sido un verdadero placer!