descargaEl Puig de Galatzó es una reserva natural ubicada en plena Sierra de Tramuntana, declarada en junio del 2011 Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Es una de las excursiones más emblemáticas de Mallorca, porque además de poder disfrutar de un día en plena naturaleza, conociendo la flora autóctona y alucinando con las pequeñas cataratas que se forman entre las rocas, los niños disfrutarán de conocer los animales que co-habitan en la reserva.

La entrada cuesta 14€ para adultos y 7€ para niños.

Se puede ir con cochecitos, neveras, mochilas, … porque es posible dejar todos nuestros bártulos en la recepción para luego poder disfrutar cómodamente de la bajada. Un todoterreno lo bajará hasta la zona recreativa.

Fotor0124130314

Ojito con ir en días muy húmedos o que haya llovido porque el suelo puede resbalar un pelín. No es peligroso, pero si estás muy embarazada (como yo lo estaba cuando fui la última vez) o tus hijos son pequeños, hay que ir un poquito más alerta, pero eso es todo.

Con niños el tiempo de recorrido puede oscilar mucho, nosotros tardamos 2 horitas buenas. También dependerá claro del tiempo que os toméis en cada parada, pero lo ideal es ir con calma para disfrutar. Es apto para niños a partir de 3 añitos, y de nuevo dependerá del niño.

Nosotros fuimos hace 3 años con Lía en nuestra mochila portaniños, pero ahora que ya hemos dejado atrás las mochilas para los dos (por fin!, mi espalda no se lo cree) queremos hacerla este año porque seguro Lía lo disfrutará mucho más (Alex todavía ni había nacido).

Para comer tienes muchas opciones: pedirte algo en el bar (perritos, hamburguesas, bocadillos,…), traerte tu propio picnic, o hacer una barbacoa o paella en las parrillas que hay disponibles en la zona recreativa. Si no recuerdo mal había bastantes, por lo menos recuerdo 4 y 5, y teniendo en cuenta que no necesitas cargarlo todo durante el recorrido porque lo dejas en recepción, es una opción muy apetecible!.

Como la noche anterior habíamos dormido en Es Ratxó (un hotelazo al lado de la reserva) no llevábamos nada de comida, por lo que nuestra única opción era el bar. Lo malo que como nos tomamos con mucha calma la bajada, llegamos tarde y apenas quedaban muchas opciones, aunque siempre algo hay.

Sobre las 14h suele haber una demostración de aves rapaces. Es muy espectacular para los niños, porque además de verlos volar de cerca, pueden acariciarlos.

La Reserva del Galtazó, ofrece también actividades en grupo y celebración de cumpleaños. Recuerdo que nosotros hace años celebramos parte de una despedida de soltera lanzándonos en tirolinas, escalando o cruzando puentes colgantes. Los guías/monitores son geniales y en concreto Nacho que fue con nosotras al cole!.

En resumen es una excursión muy completa que los niños disfrutarán al máximo.

Si queréis más información sobre la Reserva del Puig de Galatzó podeis clicar aquí.

Fotor0124114447

Imágenes de hace dos años cuando Lía tenia tenía 13 meses y a Alex le faltaban 2 mesecitos para llegar.