DSC_0189

El brócoli tiene un alto contenido en vitamina C y fibra alimentaria; también contiene múltiples nutrientes con potentes propiedades anti-cancerígenas, como diindolilmetano y pequeñas cantidades deselenio.

Hervir el brócoli reduce los niveles de compuestos anti-cancerígenos, como el sulforafano, con pérdidas del 20-30% después de cinco minutos, el 40-50% al cabo de diez minutos, y el 77% después de treinta minutos. Sin embargo, otros métodos de preparación, tales como la cocción al vapor, el horno de microondas, y el salteado en wok, no tienen ningún efecto significativo sobre los compuestos.

Ref. Wikipedia.

Como parte de mi proyecto personal “Enseñar a apreciar las verduras” -a partir de ahora EAV-, se me ocurrió que antes de poder servirles a mis hijos brócoli al vapor solo a modo de acompañante, podía introducírselo con ingredientes que les pudieran resultar más atrayentes, y de esta manera cuando pensaran en brócoli tendrían un referente agradable.

Es así como pensé en esta receta de elaboración propia.

Brocoli sobre cama de patatas cocidas

Ingredientes:

brocoli cocida (mejor al vapor que hervida)
patata cocida en rodajas
100ml de nata  (aprox)
50 ml de leche (aprox)
queso havarti
queso rallado
sal,
pimienta
nuez moscada (opcional)
mantequilla
aceite

Preparamos el brócoli y la patata por separado, tienen diferentes tiempos de cocción. Reservamos.

En un bol mezclamos la nata con la leche, la sal, la pimienta, y la nuez moscada – en la mayoría de mis recetas con nata añado un poco de leche para aligerar la salsa tanto en grasa como en espesor. Otra opción es usar leche ideal.

Procedemos al montaje.

En una fuente apta para horno ponemos en el fondo un par de trocitos de mantequilla y un poco de la mezcla de nata. Encima colocamos una capa de patatas, salpimentamos y ponemos unas lonchas de queso havarti (o el que más os guste). Añadimos un poco más de la mezcla de nata. Y volvemos a cubrir con otra capa de patata cocida. Salpimentamos de nuevo y otra capa de queso. Ponemos luego el brócoli con el rabito boca abajo.

En esta foto veis el montaje a medio terminar.

En esta foto veis el montaje a medio terminar.

Por encima del brócoli echamos el resto de salsa de nata, espolvoreamos queso rallado (yo compro una pieza de Grana Padano y lo rallo). Rociamos con un poco de aceite por encima para que no se seque y lo metemos al horno.

Con unos 15 min en el horno es suficiente, realmente la verdura está hecha, solo es cuestión que todo se asiente y la salsa hierva un poco.

Yo lo acompañe de unas croquetas caseras y ¡limpiaron el plato!.

DSC_0192 DSC_0194